LA IMPORTANCIA DEL QUINCE DE FEBRERO

by - 17:41



Sinopsis
Todos los ex novios de Sandra creían en el azar, a pesar de que ella, psicóloga, tiene una mentalidad científica. El último la dejó el día siguiente a San Valentín, el año pasado. De modo que cuando esa fecha fatídica regresa, Sandra se pregunta si existe la fórmula exacta para dar con el hombre ideal. Inspirada por la paradoja de Fermi y por las obras de Isaac Asimov, tiene una revelación: utilizar los datos estadísticos de su trabajo para dar con la pareja perfecta.
Pero en ocasiones, ni los sistemas científicos ni las casualidades salen como una espera. A veces, lo importante es ser capaz de reconocer el amor cuando aparece, tener la valentía de enfrentarse a una misma y aceptar que las mejores cosas pueden llegar en el momento más inoportuno.
Reseñas de su anterior novela:
«El misterio del amor y la magia de la literatura. Dos de mis ingredientes favoritos reunidos en una historia que me ha seducido desde la primera página.»
Carla Montero
«Una preciosa historia sobre el poder sanador de los libros en la que París y las emociones brillan en cada página.»
Elísabet Benavent


Plaza & Janes, Penguin Random House, Enero 2019
Ebook: 7,99€
Papel: 16,90€
Autora: Sofía Rhei
Narrativa romántica




Lo primero de todo, gracias Edición Anticipada, por el ejemplar. 
Este es el típico libro que te entra por los ojos, que te atrapa con los colores y que te invita a adentrarte en sus hojas. Sí, mucha gente es de sinopsis atractivas, otras siguen a un autor escriba lo que escriba y yo, pues soy de portadas atrayentes. 

Vamos a por esta novela que me tiene entre dos aguas. 



Lo primero de todo, gracias Edición Anticipada, por el ejemplar. 
Este es el típico libro que te entra por los ojos, que te atrapa con los colores y que te invita a adentrarte en sus hojas. Sí, mucha gente es de sinopsis atractivas, otras siguen a un autor escriba lo que escriba y yo, pues soy de portadas atrayentes. 

Sandra tiene 30 años. 
Es psicóloga. 
No tiene suerte en el amor. 
Tiene un ex bastante mamón, que la dejó el quince de febrero (de aquí el título del libro). Bueno, la quería dejar el catorce, pero tras una súplica de Sandra, decide posponer un día la ruptura. Porque claro, quién en su sano juicio deja a alguien el día de San Valentín. Pues os aseguro que más de una pareja ha roto ese día y no se han muerto. 

Tiene un gato, Sigmud, que llega a ser muy maleducado y gruñón. Y eso que adoro a los gatos, pero es que a esta bola de pelo le he cogido hasta manía en algunos momentos y le adoraba en otros. Es ese personaje al que amorodias en una novela, pero esta vez tiene cuatro patas, rabo y muy malas pulgas e ironía. 
Su madre es alguien especial, con ella he tenido una conexión especial por la forma en que ha decidido dar a su hija un padre. La figura de Isaac Asimov (escritor y profesor de bioquímica en la facultad de medicina de la Universidad de Boston de origen ruso, nacionalizado estadounidense, conocido por ser un prolífico autor de obras de ciencia ficción, historia y divulgación científica. Fuente: Wikipedia). Aunque con la madre tengo una pequeña espina clavada y es que me deja en el aire alguna cosa que me hubiese gustado conocer, pero son cosas de una lectora cotilla como yo.

Los personajes secundarios le dan ritmo a una novela que a mi parecer se me ha hecho lenta en un porcentaje demasiado alto. Esto puede que solo sea mi problema. Me gustan mucho los diálogos, adoro los diálogos y en esta novela, Sandra reflexiona mucho y eso a mí me deja un poco fría en algunos momentos. Necesito hablar, tocar, sentir y no lo he conseguido. 

La vida de Sandra es tranquila y aparentemente aburrida. Nadie es perfecto para ella y, cansada de no encontrar al hombre perfecto, decide buscar un cambio en su vida. Un día decide crear una aplicación estadística que resalte los puntos negativos de las personas y que así sea más fácil encontrar a alguien compatible. Para ello, roba los datos de todos los clientes de Zafiro, la empresa en la que trabaja. Vale, aquí vemos lo que realmente hacen con nuestros datos cuando hacemos clic en esos cuadrados de páginas web o sorteos o cosas en internet. Esta parte no me ha motivado nada, ya que es como una bofetada de realidad de robo de datos. 

La novela, para mí, es demasiado reflexiva y se pelea demasiado entre la Sandra psicóloga y la Sandra mujer. Hasta el final de la novela no se da una pequeña tregua. 

Me ha chirriado un poco que la vida de Sandra sea una constante búsqueda del hombre ideal, rozando casi la obsesión y creando una aplicación que deja de lado lo bonito de conocer a personas, descubrir lo bueno y lo no tan bueno. Ha hecho que el amor se parezca más a una clase de álgebra, de fórmulas casi imposibles, que hace que pierda toda la diversión y la irracionalidad. 

Es una de esas novelas de la que esperas más. Hay mucha psicología, muchas reflexiones filosóficas que en ciertos momentos me han hecho perder interés en la novela. 

Puede que no sea una historia para mí, pero por eso siempre recomiendo que se lea, que se disfrute y que, a lo mejor, otros lectores disfruten al 1000% de la historia de la protagonista, Asimov, Sigmud, Victor, Jorge, Gema, Joseba y la madre de Sandra que, lo dejo a modo de apunte, esconde más de lo que aparenta. 

La compatibilidad perfecta es con quien ella menos espera, pero que el lector se lo espera, al menos yo me lo esperaba y lo dejo aquí para no desvelar nada. 

¿Será verdad que el quince de febrero es la fecha clave en la vida de Sandra?

Descúbrelo en “La importancia del quince de febrero”.










You May Also Like

0 COMENTARIOS

INSTAGRAM