5 razones para enamorarse de «La absurda ley de Murphy & Jones»

by - 09:00

 

Estáis a punto de descubrir (o tal vez ya lo hayáis hecho) una historia jodidamente irresistible con unos personajes jodidamente irresistibles. 


Está mal que lo diga yo

 

Mentira. 

 

Si yo no quiero mi historia, si yo no la defiendo con uñas y dientes, ¿quién lo va a hacer?

 

Quería hacer una entrada de curiosidades, cosa que llevo queriendo hacer de cada una de mis novelas desde hace años, pero por H o por B, por trabajo, líos, procrastinación y varias cosas que siempre se me acumulan, lo he ido dejando atrás. 

 

Pero esta novela ha sido tan especial, me ha devuelto en cierta parte la ilusión, ha sido una vuelta a escribir desde dentro, soltando miedos, lanzándome al vacío y permitiendo que Lara y Jero me sujetasen de las manos. Así que sin más dilación… 

 


1.  Ellos


Puedo decir mil cosas buenas de los dos protagonistas, pero es que pensaríais que no son de verdad, que no son reales y que solo quiero que los adoréis por las imágenes que alguna vez habréis visto en mis redes. Pero estos personajes no son planos, no son perfectos y son muy reales. 


Siempre que empezamos a leer una novela romántica o a escribirla, queremos que ellos sean ELLOS, así, con mayúsculas y neones. Perfectos, guapos, adorables y muy fo… 


Pero tienen que ser reales, joder. 

Con sus problemas. 

Sus quebraderos de cabeza. 

Sus miedos.

Sus ganas de volar. 

 

Ella, Lara, la chica dulce. 

La que parece que no tiene miedo, pero que sus temores a veces no le permiten avanzar.

La que siempre tiene un plato en la mesa para solucionar un problema (y si es dulce, mejor que mejor).

La que se pone el mundo por montera, elige una pasión por encima de un trabajo normal.

La que hace años se ató las alas y está a punto de cortar ese lazo. 

 

Ella, Lara, la que es cabezona, algo terca en ciertas cuestiones y con unas prioridades muy claras en su vida. 

 

Ella, la que se hace la dura, pero desea que Jero ponga su mundo patas arriba, aunque le cueste admitirlo. Pero cuando lo haga…


Él, Jero, el bombón belga. 

El chico que guarda mucho detrás de su sonrisa, de su ironía y de esa forma de mirar. 

No es perfecto y no lo intenta ser. 

Es directo, a veces demasiado. 

Es inseguro aunque no lo aparente, ¿y quién no lo es?

Se vuelca en los suyos y siempre son lo primero. 

Aunque a veces esto implique poner su vida en pausa. 

 

Él, el chico que se siente solo a pesar de estar rodeado de muchas personas y en las mejores ciudades del mundo. 

 

Jero, el chico que pensaba que su vida seguiría entre sesiones de fotos y viajes intercontinentales, pero que no espera que la desconocida que le sonríe al llegar a una ciudad nueva sea quien haga que su vida comience a ser mucho más divertida. 

 

Pero no solo son Lara y Jero. En este Ellos englobo a Celia, Erik, Carla, Ainize, Lukas, Aitor, Nic, Liz, Elisa, Xabi y tantos más que quiero que les vayáis descubriendo poco a poco y os enamoréis de todos sus defectos y de las virtudes que tienen. 

 

Espero que les cojáis tanto cariño como yo, porque todos tienen problemas, tratan de solucionarlos y ¿quién sabe? Tal vez haya un final feliz para todos ellos. 


2.   La ciudad

 

Siempre he querido escribir una novela en mi ciudad, sentirme en casa. Aunque eso no significa que no haya documentación de las zonas, los locales y las costumbres que tenemos. 

 

Creo que al ir escribiendo la cosa se empezó a complicar ya que tenía que ser real de verdad. Que se pudiese pasear por las calles de mi ciudad, pisar la plaza del Machete, caminar por Nueva Fuera o adentrarse en la cuesta para llegar al piso de Lara. Sentirse dentro del Suso, del Uno o de la Escotilla. Sí, descubriréis qué son esos nombres y todo lo que ocurre en ellos. 

 

Y os cuento un secreto: Sweet Caroline es un local inventado, pero con toques de varios locales de la ciudad y uno exacto donde está ubicada la bakery

 

Encontraréis en el inicio de la novela el Tour Virtual para que podáis visitar cada una de las calles, locales, restaurantes, bares y el piso de Lara.

 

En esta segunda razón añado viajar. Con este año de mierda que hemos tenido en cuestiones de viajes, con esta novela podréis pisar las calles de Vitoria (os vais a enamorar de la ciudad si no la conocéis), Nueva York, Bruselas, Brujas y varios sitios más que descubriréis según vayáis avanzando en la historia. 

 

Aunque Vitoria es la ciudad en la que se desarrolla el 90% de la historia, hay muchos sitios con encanto que vais a descubrir o redescubrir. 


3.  La amistad


Tengo debilidad por mostrar el lado bueno y el malo de la amistad. Todas tenemos a una persona con la que compartimos los mejores momentos de nuestra vida y, en este caso, la protagonista cuenta con una red de apoyo incondicional. Ainize, Carla, Ana Sofía y Lara se conocen desde el colegio, han sobrevivido a muchas pruebas de la vida y saltan si alguna silba. Pero no solo son amigas, también son mujeres con vidas que se tuercen y retuercen, que pierden y ganan, que viven de una forma muy especial. Y tienen un lema que llevan grabado: «Hazlo. Aunque sea con miedo». 


4.   Las segundas oportunidades

 


¿Quién dijo que dos personas que no se conocer no puede tener una segunda oportunidad para enamorarse?

 

Sé que suena a locura, lo asumo. 

 

Pero cuando hablo a segundas oportunidades no me quedo solo en el plano del amor de una pareja. Aquí hay chicha, mucha chicha. 

 

Familia, una hermana “perdida”, un hermano que vuelve a casa, otro que pone su dedo en un mapa y decide el destino, una amiga que encuentra su camino donde no lo buscaba, otra que rompe con una relación muy tóxica, otra que abandona el país que la ha visto crecer profesionalmente para volver a casa y reencontrarse con… ; una cuadrilla que ha sobrevivido y superado pérdidas que a veces no son tan sencillas… 

 

Todos en esta novela buscan y encuentran una segunda oportunidad en el amor, en la familia, trabajo o en la vida. 


Volver a casa nunca fue tan excitante, inesperado y prometedor. 

 

5. Las recetas



Aquí llega el plato fuerte y nunca mejor dicho.

 

Ya avisé que esta novela iba más allá de la historia, de la Banda Sonora que tenéis disponible en Spotify o del Tour Virtual que tanto me encanta hacer. 


Siempre me gusta meter toques de cocina en las novelas, será por la pasión que siento también por ella. Creo que podría vivir escribiendo y cocinando el resto de mi vida, y bebiendo vino o cerveza, y diseñando y creando y… Creo que sabéis por dónde voy. 

 

Esta vez he mezclado todas esas pasiones en una web en la que descubriréis muchas cosas. 

 

Solo tendréis que esperar solo un poco más para descubrir lo que esconde, pero creo que con la foto, os hacéis una idea de lo que es. 


Y lo dejo aquí, que quiero mantener alguna sorpresa apara las próximas semanas. 



Podría seguir dando motivos, pero prefiero que seáis vosotras las que vayáis añadiendo a esta lista en los comentarios de este post. 

 

Así entre todas podremos pasar de las «Cinco» a las «Veinte razones».

 

¿Os apuntáis a llenar este post de razones?

 

You May Also Like

0 Comments

NO TE PIERDAS NADA