«Nadie muere en Wellington» de Carmen Sereno

by - 12:29



«Nadie muere en Wellington» de Carmen Sereno.

Disponible en todas las plataformas.

Sinopsis

«Con él aprendí que el amor no se mide en tiempo, sino en intensidad». 



Noviembre de 1999, Londres. 

Emma lleva una existencia triste y anodina desde la muerte de sus padres, pero cuando la tragedia la golpea de nuevo, decide dar un giro a su vida y empezar de cero en Wellington, la ciudad más feliz del planeta. 
Allí conoce a David, el misterioso dueño de una pequeña cafetería que la ayudará a instalarse, aunque también esconde muchas cicatrices que lo atormentan.
¿Serán capaces Emma y David de dejar atrás los fantasmas del pasado y concederse una segunda oportunidad?

Enlaces de compra: Amazon digital y papel


Lo mío este año tiene delito. 

2020 está siendo un mojón en muchos sentidos, pero me está dando muchas sorpresas a nivel de descubrimientos de escritoras. 

Asumo que muchas ya conocíais a Carmen Sereno y su forma de transmitir. Porque os aseguro que Carmen no escribe, lo de ella va mucho más allá. Ya no solo tenéis que leer este novelón, porque lo es, tenéis que seguirla en sus redes sociales, Twitter (@spicekarmelus); da caña a diestro y siniestro y sus tweets son esa vidilla que necesitas para cada día. 

Pero vamos a centrarnos, que ya sabéis que soy de irme por las ramas. 

«NADIE MUERE EN WELLINGTON».
De Carmen Sereno.
Una obra maestra.
No sé cómo sobrevivís sin adentraros 
en la vida de Emma y David.

Creo que aquí podría acabar esta entrada. 

Pero os voy a dar más razones, cinco en este caso. 

«Cinco razones para enamorarse en Wellington de Carmen Sereno».

1.   Emma Lavender. 
La protagonista valiente a pesar de las pruebas que le ha ido poniendo la vida. 
La que tiene un trabajo que no le pega, esto lo entenderéis al conocerla. 
La que tiene un novio… que mejor no hablo de él porque le daría una patada en el culo que le sacaba de ese piso de Londres y le lanzaba muy lejos. 
La que es tan valiente como para volar realmente lejos aún cuando no tiene alas.
La que salva a un protagonista lleno de cicatrices que descubrirá al mismo tiempo que nosotras y que nos hará querer abrazarla. 

2.   «La única certeza irrefutable que tenemos es que la vida no es más que un espacio entre paréntesis».
Venga, que si con esta frase, no harías lo mismo que Emma y dejarías tu vida anterior solo por una imagen de Wellington, es que no eres esa chica valiente y con ganas de comerse la vida con la que me he identificado en tantos aspectos, que ha dado hasta miedo. 

3.   Carmen y su forma de transmitir.
La forma en que Carmen nos introduce en el día a día tanto de Emma en su vida AW (antes de Welly). Su trabajo, con una documentación tan minuciosa que eres capaz de oler, ver y sentir todo. El modo en el que aterrizas junto a Emma en Wellington y comienzas a formar parte de la vida allí, de los olores, sabores, de las personas, de las costumbres, de las palabras y de todo lo que Carmen plasma en estas páginas. 
Joder, es que no os imagináis lo que vais a sentir. 

4.   David Hunter.
Un hombre arisco, encerrado en sí mismo, con cicatrices visibles e invisibles, las más peligrosas, que no quiere nada en su vida que le haga ser feliz. 
Pobre.
Hasta que llega Emma a su café y le descoloca las tazas (se las revienta más bien) y la vida. 
No tiene ni idea que la chica de las pecas va a ser la mayor y mejor aventura de su vida. 

5.   El misterio. 
Como en toda novela romántica, hay un misterio, un conflicto que intenta separar a las parejas. Aquí sabemos que David esconde algo con sus cicatrices emocionales, pero cuando sale a la luz… Bum, bum, bum, bum… El corazón se os va a resquebrajar por ver a ese pedazo de hombre desmoronarse como si no se mereciese ser feliz en su vida. 



Que putos son los miedos que no nos dejan vivir. 
Que jodidas son las pesadillas que nos hacen gritar despiertos. 

Y creo que no os puedo decir mucho más sin desvelar nada de la novela, ya que es una de las que se merece ser saboreada, como esos bagels del Hunter’s, amasados con tanto cuidado por David; merece ser descubierta como esa colonia de focas en Red Rocks; tenéis que conocer a Kauri, despojaros de los prejuicios y enamoraros de una de las escritoras con más talento del panorama actual. 

Carmen, te pido perdón por haber tardado en descubrirte, pero te aseguro que ya tienes una lectora asidua más en tus filas. 



You May Also Like

3 Comments

  1. Dios, vaya descubrimiento, tenía este libro en pendientes desde hacía tiempo, y he de reconocer que tenía que haberlo leído antes. Me encantó de principio a fin. Emma y David son increíbles. Emma es fuerte, valiente decidida, admiro muchísimo su forma de ser. Y David... Es tan capullo al principio, pero aprendes mucho de él, por lo menos yo. El miedo es una p.. Mierda. Que no deja avanzar. Y que decir de la familia de Kauri y él mismo son tan geniales. Me encantaron. De verdad, él libro me gustó muchísimo. Y voy a leer más de la autora.

    ResponderEliminar
  2. No conocía la pluma de Carmen y gracias a la lectura conjunta en el Club de lecturas bonitas he podido descubrir a una nueva autora que escribe muy bien y cuenta historias increíbles.

    Nadie muere en Wellington narra la historia de Emma una joven que por circunstancias de la vida se encuentra viviendo con su tía y un trabajo que no le convence mucho, pero no puede hacer mucho más. Un artículo en revista, unos cuantos ahorros en una caja de galletas y el empujón necesario, hacen que Emma se embarque a buscar lo que realmente quiere.
    Wellington y su playa es su destino, pero lo que ella no sabe es que encontrará mucho más que un destino.
    David trabaja haciendo bagels en un su propia cafetería, él es un hombre huraño, infeliz a causa de sus heridas del pasado y del que iremos conociendo poco a poco y ablandando su corazón gracias a Emma, que tras empezar a trabajar en el Hunter's juntos se sumergirán en una gran aventura.
    Kauri es un amigo que siempre está para tender una mano y tiene una gran familia.

    Es una historia bonita, de superación, de miedos, de reencuentros y valentía, en donde solo hace que aparezca la persona adecuada para derribar tus muros.

    ResponderEliminar
  3. 3’5. Esta novela me ha transportado totalmente a Wellington, la documentación por parte de la autora se nota y mucho. Me ha gustado, aunque la relación entre los dos protagonistas me ha parecido algo lenta y me ha faltado más al final. Kauri, un secundario, y el epílogo me han encantado. Eso sí, seguro que no le pierdo la pista a Carmen Sereno.

    ResponderEliminar